Por el camino más corto

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Bienvenidos al boletín semanal 2+1, que en esta edición trata de reflexionar sobre nuestra manera de realizar encargos de trabajo,

 

1

«Lléveme al aeropuerto, por el camino más corto». Todos lo hemos dicho (o al menos pensado) alguna vez al subir a un taxi.

Lo que no se hace (porque es mala idea enfadar a un taxista) es decirle la sucesión de calles por las que tiene que pasar.

¿Por qué en cambio, cuando pedimos algo a nuestro equipo, nos comportamos diferente? Describimos paso a paso todo lo que queremos que hagan.

 

 

2

Tiene sentido tratar a nuestros colaboradores como si fuesen taxistas:

«Por el camino más corto»: cuando nos interesa velocidad, y aceptamos los riesgos que eso conlleva. Generalmente para borradores iniciales.

«Por el camino más seguro»: sin fallos.

«Por el camino más bonito»: cuando buscamos un trabajo innovador.

¿Qué caminos más se os ocurren?

 

+1

«Siga aquel coche».

Identificar a los referentes de nuestro sector e imitar lo que hacen de manera excelente es una buena forma de aprender.

¡Hasta la semana que viene!

 

Foto:Alice Donovan Rouse

 

¿Quieres recibir cada viernes el 2+1 en tu correo? Es gratuito

Contáctanos

Solicita más información

Rellena el siguiente formulario con tus datos y nos pondremos en contacto lo más rápido posible, gracias.